iPhone, un gran artista

blogerredas 2 septiembre, 2011 0


Si usted es una de esas personas que se quedó con ganas de obtener el Guernica de Picasso, o La Mona Lisa de Da Vinci, por falta de dinero para ello. Pues estará muy contento de saber que existe una manera de tener obras de arte antiguas, y nuevas, todas en un único lugar. Así si usted posee un teléfono iPhone, ya podrá disfrutar de esta innovación que se está dando en el mundo del arte.

Es que este dispositivo se ha convertido en una verdadera fuente de inspiración para los artistas que buscan constantemente llamar la atención e innovar de maneras que sorprendan a todos. Es así que su nuevo lienzo, ya no es el común o tradicional, ni el papel, ni la madera, ni ninguno de los conocidos hasta el momento, sino que mas bien es el iPhone. Es así que se ha creado con mucha creatividad una nueva corriente denominada extra oficialmente iPhone Art, otra aplicación que os recomendamos para vuestros iPhones es la última aplicación que ha lanzado BBVA: aplicacion bbva iphone , probarla!

De esta manera para los mas nostálgicos de los años sesenta, es posibles volver a experimentar esos impresionantes efectos de la mítica Dream Machine, aquella escultura cinética que Brion Gysin diseñó en 1961, junto con William Burroughs, con simplemente descargar la aplicación en la tienda virtual de Apple, es decir en el App Store. Entre las obras adaptadas para este dispositivo tan revolucionario, se destacan Vanitas, una pieza minimalista de los artistas Auriea Harvey y Michael Samyn, quienes bajo el nombre de Tale of Tales, se dedican al desarrollo de videojuegos alternativos no convencionales.

Cabe resaltar que a diferencia de las obras originales, la mayoría de las piezas diseñadas para el iPhone cambian según el gusto del propietario, tal como ocurre con PhiLia, la cual reacciona cuando se agita el teléfono, o las Rutas de Hormigas de Antograph, de Scott Snibbe, la cualk se forma a partir de líneas que el internauta traza a través de la pantalla (en castellano se puede hallar bajo el nombre de hormígrafo, y cuesta solo 0,79 euros).