Dinamarca, país inteligente

Pablo 2 Septiembre, 2014 0


057-tecnologia-de-punta

Como en cualquier país desarrollado, el tráfico en Copenhague es muy complicado, sin embargo, se trata de embotellamientos que no contaminan y que ayudan a disminuir el gasto del gobierno en salud, pues el medio de transporte es la bicicleta, protagonista de la Capital Verde 2014.

Una de las estrategias para motivar el uso de la bicicleta es que los propios funcionarios tienen prohibido usar automóviles para llegar a su centro de trabajo. Iniciativa que ha contribuido a que la mitad de los 570 mil habitantes no usen su auto para trasladarse.

Por otro lado, se insiste en la necesidad para que los daneses adquieran un coche eléctrico y aumenten la cifra de 160 mil unidades que actualmente se pueden ver por la ciudad. El Ayuntamiento pone especial énfasis en lograr que Copenhague sea la primera ciudad en no generar más contaminantes de los que sea capaz de absorber.

De hecho, se ha legislado que los jardines sean obligatorios en las azoteas de las casas y edificios. Una ley que sigue los pasos de la impuesta en Toronto, Canadá. Se desea que para el 2025 las azoteas de la ciudad, ya cubiertas totalmente de vegetación, contribuyan a alcanzar los índices de carbono neutral para el 2025. Por lo pronto, los habitantes de esta metrópolis pueden tener la seguridad de que el agua que consumen y que rodea el país se encuentra libre de contaminantes. La clave del gobierno de esta nación nórdica, radica en el acertado trabajo con empresas privadas para desarrollar soluciones viables en beneficio de la sociedad y el medio ambiente.